Banner
   
Características de un Ministerio Exitoso
PDF Imprimir E-mail
Martes, 28 de Agosto de 2012 02:36
Estas son algunas cualidades que he observado en ministerios exitosos y que crecen saludablemente. Las comparto con el objetivo de que puedan edificar a diversos líderes y emprendedores que se encuentran dispuestos a dar lo mejor de si mismos para Dios.  Puedes escuchar y descargar este artículo en audio mp3 haciendo click Aquí
 
 
Convicción del llamado

Creo que un ministerio no se va a lograr levantar con fuerza mientras el líder no esté convencido de que Dios lo llamó a establecer ese Ministerio. Cuando una persona actua con la convicción de que Dios la llamó; su forma de actuar y de ver las circunstancias será completamente diferente a la forma en que las verá si tiene duda en su corazón.
Creo que uno puede adquirir convicción de su llamado cuando pasa tiempo en oración,  y cuando ve una relación lógica entre sus talentos, intereses y oportunidades. Y por sobre todo, el respaldo de Dios en lo que emprende. Este respaldo se hace notorio, tanto para el que ha sido llamado a iniciar un ministerio como para los que lo rodean.

Cuando se tiene convicción del llamado es más facil clarificar la visión.

Claridad en la Visión

Cuando se tiene claro hacia dónde se quiere llegar, se llega más rápido, se consiguen más recursos y es más fácil decidir cuál será el mejor camino que nos llevará a nuestra meta.
Cuando un líder tiene una visión clara es mucho más fácil seguirlo y apoyarlo. Es más fácil comprender el por qué de sus decisiones,y despierta en las personas un deseo de formar parte de su proyecto.

Disciplina en la implementación

Con la visión clara es sencillo establecer una serie de reglas que deberán respetarse para el funcionamiento adecuado del ministerio. El líder debe ser el primero en seguir las normas establecidas para contar con la autoridad moral suficiente para demandar el cumplimiento de las mismas.
A las personas disciplinadas les gusta trabajar en proyectos disciplinados con líderes disciplinados. Un ministerio que cuenta con equipos disciplinados tiene muchas más probabilidades de éxito que el que está formado de equipos sin disciplina. Recordemos siempre que la disciplina debe ser hecha con firmeza pero sobre todo con amor. 
 
Continuidad en la Motivación
 
Es un error garrafal del líder pensar que con una sola vez que comparta con entusiasmo la visión, será suficiente para mantener al equipo con suficiente motivación para trabajar, dar la milla extra y contagiar de ánimo a los demás. No es así. El líder debe recordar a su equipo constantemente hacia donde van, felicitarles por los logros alcanzados, motivarles con entusiasmo y  exhortarles a seguir adelante con energía y ánimo; además de proveerles la mayor cantidad de recursos posibles para que cumplan su tarea con eficacia.
 
Constancia en la capacitación.
Tanto el líder como su equipo deben mantener una busqueda de aprender más de su área de especialidad y  compartir con el equipo todo lo nuevo que aprenden que pueda facilitar el trabajo, incrementar la calidad o ayudar al crecimiento personal de cada miembro. Recordemos que nunca dejamos de aprender.
 
Busqueda de la Excelencia
 
Un ministerio exitoso evita en su vocabulario la expresión  "aunque sea esto". Tenemos un Dios excelente y que merece que nos esforcemos por entregarle lo mejor en cada tarea que emprendamos para Él. 
 
 
Seguramente estos no son todos los ingredientes para desarrollar un ministerio fructífero, pero seguramente pueden servir para sentar algunas bases para el mismo.
Porfavor no dejes de compartirlo en tus redes sociales y ayudanos para que las personas dedicadas a la obra de Dios puedan crecer espiritual y tecnicamente.
 
Bendiciones siempre!! 
 
 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. 17 Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17