Clelin Ferrell Womens Jersey  ¿Eres salvo?
Banner
   
¿Eres salvo?
Imprimir E-mail
Escrito por Melek Arévalo   

Soy verdaderamente salvo? Imagínate por un segundo a un prisionero a quién le han asegurado su libertad y de repente abren su celda para decirle que llegó su hora… de la silla eléctrica!?!?!  ¿Quién es culpable de su muerte? ¿El prisionero mismo? ¡NO! Él simplemente creyó lo que se le dijo.

Hoy en día, en la Iglesia, hay muchas personas que viven tranquilas pensando que son salvas pero que en realidad no lo son. Y eso ¿por qué? Porque muchas veces se nos ha dicho que somos salvos con solamente hacer tal o cual cosa, o bien no hemos entendido qué es lo que salva. No podemos vivir engañados, pensando que tenemos vida eterna cuando no la tenemos! ¡La Eternidad no es un juego! Es una verdad.

Hoy siento la responsabilidad de compartir contigo qué es lo que en realidad salva porque Jesús dijo:

“No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día: “Señor,  Señor,  ¿no profetizamos en tu nombre,  y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí.  ¡Aléjense de mí,  hacedores de maldad!” Mateo 7:21-23

Ser salvo no es solamente haber repetido una oración un día de tu vida. Es una vida NUEVA en Jesús, es un verdadero encuentro con Dios mismo. Es dejar que Él tome posesión de tu vida y corazón… y eso duele pues tienes que morir a tus propios deseos. El proceso de salvación empieza por un genuino arrepentimiento provocado por una sensación de gran culpabilidad hacia Dios. Pues todos hemos pecado, y no existe delante de Dios grande o pequeño pecador.

"Todos hemos pecado, y por eso estamos lejos de Dios."  Rom.3:23 

Amigo, saber que Dios te ama, pasar al altar en una iglesia y repetir una oración no es lo que te va a salvar. Pero si en tu corazón hay arrepentimiento de tus pecados y con humildad aceptas el perdón de Dios, entonces serás salvo, estés donde estés, haciendo una oración en el altar, lavando trastos en tu casa, tomando una ducha o estando en el tráfico de la ciudad, NO IMPORTA!  Lo importante es lo que está pasando dentro de ti.

"Pero si reconocemos ante Dios que hemos pecado, podemos confiar siempre en que él, que es justo, nos perdonará y nos limpiará de toda maldad." 1 Juan 1:9 

Al entregar todos tus secretos a Dios, Él te quitará toda culpabilidad y sólo te quedarán palabras de agradecimiento por la libertad y la nueva vida que Él te ha dado. Reconoce tus pecados, arrepiéntete de corazón, recibe el perdón de Dios con humildad y eso provocará un cambio en tu vida. Es algo entre tú y Dios. NO existe ninguna oración mágica. La clave está en tu interior. Y si ya has orado pero todavía no tienes la convicción de ser salvo, no pierdas esperanza, pídele a Dios que te abra los ojos espirituales, sigue buscando y llegará tu día de fiesta en que ¡llorarás de alegría y agradecimiento!

Si entiendes bien el inglés, te recomiendo ver este videito de 6mn, de Paul Washer, titulado - How many times have you been "saved"? -